MANU CHAO EN EL CAMPO DE FUTBOL DE LA PUEBLA DE VICAR
20 de julio de 2014

Manu Chao cierra su gira española en Vicar

Hijo de gallegos, abrió los ojos a la vida en París, allá por el 61. Vinculado a la música desde muy joven ya que Ramón Chao, su padre, fue corresponsal en París de la revista Triunfo y también músico aficionado. Su primer instrumento de percusión se lo regaló Alejo Carpentier, y para hacerle ganar algún dinero, a los catorce o quince años su padre le mandó hacer las fotos de sus reportajes.

Es difícil imaginar que Manu Chao era un enamorado del punk tras asistir a un concierto del grupo The Clash allá por 1985. Dos años más tarde forma un grupo junto a su hermano Antoine llamado “Mano Negra” que entra a formar parte de la alternativa rockera parisina, con un directo de gran impacto.

Mano Negra fue un grupo multirracial y multidisciplinar, que supo mezclar en su discurso musical muy diversas tendencias y naturalezas musicales: rock, rumba, hip-hop, salsa, raï y punk, cantadas en francés, español, inglés y árabe. Era Manu Chao quien escribía las canciones y quien ejercía la condición de líder. En 1988, un año después de su nacimiento, grabaron su primer disco y el segundo no se hizo esperar más de un año, que apareció con el título “Puta's fever” y los abrió al mercado internacional. King of Bongo (1991) fue puro rock y en ingles, al más genuino estilo americano. Hicieron una gira por Estados Unidos como teloneros de Iggy Pop, para después entrar en Latinoamérica por la puerta grande.

Capaces de abordar giras tan aventureras y extenuantes como la que organizaron en un barco por toda la costa sudamericana, o la que realizaron en un tren por todos los pueblos de la selva colombiana en una vía férrea abandonada que ellos mismos reparaban para poder continuar.

El último disco de Mano Negra se grabó en 1994, y tras la disolución de la banda, Manu Chao grabó el disco “Clandestino” en solitario, en una especie de estudio portátil por distintos países solicitando colaboraciones de músicos locales. El balance final fueron tres millones de ejemplares vendidos y un internacional éxito. The New York Times lo calificó como la «música del siglo XXI». Desde entonces, Manu Chao no ha hecho una gira convencional. En 2001 la capacidad de convocatoria de Manu Chao se manifestó en ciudades de toda Europa y en Nueva York, donde se quedó pequeño el recinto del Central Park donde actuó.

El próximo domingo 20 de julio, podremos disfrutar de este símbolo de movimientos antisistema (desde los okupas a los manifestantes antiglobalización), con su último espectáculo titulado “La Ventura” en el campo de futbol de la Puebla de Vícar. Uno de los acontecimientos más importantes que tendremos este año en toda la provincia.

Marcos Escánez